3 consejos para alcanzar el humanismo en las empresas

Durante los últimos años hemos estado viviendo la cuarta revolución industrial, que tiene como base la digitalización, dentro de sus diversas manifestaciones que son la virtualización, la automatización, la inteligencia artificial y el pensamiento digital, es por esta razón que el experto en recursos humanos, Juan Domínguez, indicó que la quinta revolución industrial es el humanismo, dentro de tu empresa como fuera de ella.


El Chief People Officer (CPO) de Clara, empresa que brinda servicios financieros, gestión de gastos y tarjetas de crédito corporativas en América Látina, Juan Domínguez, señaló que el humanismo retoma los valores trascendentales de la filosofía oriental y occidental para encontrar así que estamos abordando un mundo cuyo diferencial va a ser la persona al centro de todo lo que hacemos.


De acuerdo con Juan Domínguez, hay tres puntos importantes para los encargados de recursos humanos y líderes de las empresas y estos son:

  1. El ser humano está al centro de todo: la persona y el empleado, debe estar en el centro de toda la actividad social y empresarial, el capital humano es el capital más importante que tenemos. “Estamos hablando de centricidad en la persona, 100% de los clientes son personas, 100% de los empleados son personas, si no sabes de personas no sabes de negocios”

  2. Balance social entre el cliente y el empleado: solamente a través de una equivalencia entre lo que yo le doy al cliente y lo que yo le doy al empleado se puede lograr realmente un balance social de relevancia, “porque lo que pasa es que estamos obsesionados con el cliente pero no estamos obsesionados con el empleado”.

  3. Repetir emociones y actividades: mientras se desarrolla esta revolución digital estamos viviendo un nuevo renacimiento, hoy en día, replicamos emociones, replicamos sentimientos. “Yo estoy completamente convencido, que el mundo dentro de 10 años va a ser femenino, y les voy a explicar porqué. Las emociones y las actividades irrepetibles y replicables son aquellas que tradicionalmente hemos asignado al género femenino”.



Emociones como la ternura, la empatía, la compasión son absolutamente replicables y entre más se avance en el mundo digital, este tipo de emociones puramente humanas asociadas, por temas atávicos y sociales, a la mujer son las competencias que realmente en el futuro van a llevar la parada, “por eso te digo que el futuro es feminismo”.


Las empresas que han avanzado en la digitalización antes que otras son más exitosas, lo mismo ocurre con las organizaciones que han tomado la centricidad en la persona, que han empezado a adoptar el humanismo como factor diferenciador son las que generan y marcan una clara diferencia positiva en el mercado.


Con información de:

Mildreth García